11 Pasos para organizar tu boda

Qué bonito ese día que nos ponen nuestro anillo de compromiso y llenos de felicidad empezamos a ver cientos de fotos e información sobre bodas, decoración, invitaciones, espacios…pero, ¿tenemos claro por donde tenemos que empezar?

Normalmente las bodas suelen organizarse con un año de antelación. No os agobiéis si disponéis de poco tiempo, se puede hacer perfectamente, aunque siempre es aconsejable la ayuda de un profesional para que no os veáis envueltos en una nube de caos con todas las gestiones y llamadas que hay que hacer a contrarreloj.

Por ello, queremos daros una guía a grandes rasgos que os va a ser muy útil de seguir, resumida en 11 pasos:

1. ¿Religiosa o civil? Esta es la primera pregunta que debéis haceros. En función de cuál sea, debéis hacer diferentes trámites. Si es boda religiosa, poneos en contacto con el párroco de la iglesia donde queráis contraer matrimonio. Por el contrario, si vuestra boda es civil, debéis acudir al juzgado de vuestra localidad para que os indique los trámites legales de deban llevarse a cabo.

2. Confirmar la fecha y el número aproximado de invitados. A veces por compromisos personales o laborales sólo disponemos de un rango de fechas muy acotado para poder celebrar nuestro día, por lo tanto, cuanto antes definamos ¿cuándo? ¿a qué hora? y ¿cuántos seremos? mejor será.

Foto de archivo - agenda abierta -

3. Establecer un presupuesto. Punto clave para saber el tipo de boda que podéis realizar. No os agobiéis porque penséis que es muy ajustado. Repetimos, con ilusión y cariño se pueden hacer cosas maravillosas y hay muchas ideas para bodas low cost que os sorprenderán! Os recomendamos que hagáis una lista indicando de más a menos importancia el gasto destinado a cada partida de la boda. Esto os ayudará a desglosar el presupuesto en función de vuestras preferencias para cada punto.

4. Definir el estilo de boda que os gustaría tener. Este punto es muy importante puesto que para gustos los colores y siempre, siempre, siempre debe ir acorde a como sois vosotros, es decir, la decoración de una boda es muy personal y os debéis sentir reflejados en ella. Partir desde cero sin una idea clara puede resultar agotador y confuso, por lo que pensad y darle vueltas a las muchas opciones de decoración que existen, temáticas, paleta de colores, opciones DIY (Do it Yourself/Hazlo tú mismo) para los que se les den estupendamente las manualidades etc. En cuanto tengáis vuestro estilo definido es hora de dar forma a vuestras ideas y empezar a buscar. Como os hemos recomendado en otros post, la wedding planner puede echaros una mano si estáis perdidos o si tenéis varias ideas en la mente pero no conseguís darlas forma, ¡un empujón siempre viene bien a cualquiera!

5. ¿Dónde queremos y podemos celebrarlo? Lo primero de todo ver calidad-precio. El menú elegido es uno de los puntos más importantes de una boda y que, en función de si se selecciona bien o mal puede dar mucho de sí. Hoy en día hay multitud de opciones adecuadas a todos los bolsillos, gustos, preferencias, localidades…Para que os sea más sencillo filtrar y que después no haya sorpresas, siempre aconsejamos a nuestros novios que comparen las distintas opciones que encajen con su presupuesto y gustos y que lean y comparen las condiciones que ofrecen cada uno, como por ejemplo la forma de pago, política de cancelación, hora límite de la celebración y si tienen exclusividad de proveedores. Un pequeño consejo, ¡No buscar nada por encima de vuestras posibilidades! Repetimos que a efectos prácticos, hasta en un parque se podría montar una boda espectacular. No os pongáis los dientes largos y os dejéis influir por los sentimientos, redes sociales, o experiencias cercanas.

6. Valorar y contratar a los proveedores. Fotógrafos, videógrafos, floristería, música y Dj, maestro de ceremonias (para el caso de la boda civil), peluquería, maquilladora, fotomatón…Pensad que muchos cierran sus agendas con casi un año de antelación. No lo dejéis para el último momento. Buscad referencias, opiniones y sobre todo y más importante, fijaros si su forma de trabajo refleja lo que queréis. Una vez pidáis presupuestos valorad el feeling que os transmiten, la confianza y la pasión por su trabajo. Ese día estarán a vuestro lado por lo tanto no es para menos que os sintáis cómodos.

7. ¡La hora de buscar el vestido y complementos! Suele hacerse unos siete meses antes de la boda. Quizás el momento más especial de la novia. Pensad que si queréis algo hecho a medida, hay temporadas en las que los diseñadores están hasta arriba y es mejor ir con más tiempo de lo normal, aunque para las más rezagadas, keep calm! siempre están las boutiques de vestidos de novias en las que los tiempos de confección son más cortos. No os olvidéis de buscar los complementos como los zapatos, tocados (en caso de querer llevarlo a las pruebas) y la ropa interior para que os podáis probar todo en conjunto y veáis el resultado final. Si te interesa tener más información sobre este punto, tenemos un post más amplío que os ayudará a guiaros con la búsqueda del vestido hecho para cada una de vosotras.

Foto de Ivo Sousa - Complementos novia by Grace Bridal Industries

Foto: Ivo Sousa / Tocado: Grace Bridal Industries

8. Preparar la documentación necesaria para el estilo de boda que hayáis elegido, sea boda civil o una boda religiosa. Os haremos un post que os será de gran utilidad sobre qué necesitamos en función del tipo de boda.

9. Encargar las invitaciones. Aproximadamente seis meses antes de la boda es el mejor momento para encargarlas junto a toda la papelería que no queréis que falte en vuestro día (las minutas con el menú, misales, seating plan, lágrimas de la felicidad, pai-páis,…) Recomendamos que comuniquéis vuestro enlace una vez tengáis la fecha y hora confirmada al menos a vuestros familiares y amigos directos para que así puedan ir reservando ese día y disfrutar con vosotros sin que nada en sus agendas se lo impidan. Pensad que muchos deberán pedir días libres o vacaciones y es mejor hacerlo con tiempo. Las invitaciones es una manera de hacerlo más formal pero no menos importante. Es la primera impresión, por lo tanto no debe defraudar. ¡No olvidéis que siempre debe ir acorde al estilo de vuestra boda! Hoy en día hay un sinfín de opciones divertidas y originales y con todo tipo de precios.

10. Últimos detalles. Como es el caso de las alianzas, empresa de transporte, regalo de los invitados, photocall, disponer alternativas de menú para vuestros invitados en caso de alergias, intolerancias, embarazos y demás.

11. ¡Semana de antes de beauty! Siempre que vuestra situación laboral os lo permita, aconsejamos que estéis tranquilos durante los días previos a la boda. Esta semana los nervios estarán a flor de piel y recordad que no es el momento de arriesgaros con cosas nuevas que no hayáis probado antes.

 


Nosotras, como ya sabéis, ofrecemos el servicio personalizado para aquellos que estén perdidos o por el motivo que sea prefieren contratar una profesional de manera integral o parcial (véase el post sobre la importancia de tener una wedding planner) y si tenéis dudas y os apetece que hablemos de algún tema en concreto podéis escribirnos a hola@estesapotienenovia.com ¡Nos vemos pronto!

 

Post relacionados

0 Comments

Leave a Comment