Bodas en tiempos de coronavirus

Según los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), en España se celebran de media al año unas 170.000 bodas y la mayoría se concentran en los meses  de abril a octubre con un gasto medio de unos 20.000 euros.

Se estiman unas pérdidas de 3.500 millones de euros por la crisis del coronavirus, lo que se traduce en que ya van 60.000 bodas suspensas o aplazadas en lo que va de año, el correspondiente a un 36% de la temporada.

Esto ha supuesto un cambio de planes para muchas parejas que se han visto obligadas a posponer su boda para el próximo año, o en el mejor de los casos, novios que han podido conseguir una nueva fecha pero con la misma incertidumbre que nos encontramos.

Debemos recordad que desde el Ministerio de Sanidad, obligarán a qué se respeten las medidas de seguridad e higiene, con un numero límite de asistentes, y con unas medidas de limpieza y desinfección estrictas por parte de la restauración y hostelería. Esto implica uso de mascarillas, intentad mantener la distancia de seguridad o al menos no un contacto directo y lavarnos las manos a menudo.

¿Qué debemos tener en cuenta? Lo primero de todo es que tengáis paciencia, sabemos que nos encontramos en una situación crítica y supone que los nervios estén a flor de piel pero, mantengamos la calma y fuera estrés.

El siguiente paso es contactar con vuestra wedding planner, aquellas parejas que la tengáis contratada para que, una vez tengáis hablado y sopesado el cambio de fecha o cambios que hayáis decidido hacer adicionales, la/el profesional se ponga manos a la obra para volver a conseguir lo deseado por los novios. Pensad que el objetivo de la boda es estar felices, y que durante el proceso os sintáis tranquilos. Esto sólo es una prueba más de vuestro amor y por supuesto una experiencia inolvidable que hará aún más especial ese día.

¿Que no tenéis wedding planner? Alto. No os agobiéis. Si disponéis del tiempo o ganas, siempre podéis hacerlo vosotros mismos tal y como lo hicisteis la primera vez. No obstante, si veis que esto os va a causar mucho estrés porque tendréis que volver a contactar con todos los proveedores y cuadrar calendario, es decir, prácticamente partir desde cero, nosotras ofrecemos un asesoramiento en el que os podemos ayudar a daros unas pautas y una reorganización de vuestro día. Nuestro servicio es totalmente personalizado y no tenéis que contratarnos para más cosas de las que realmente necesitéis.

Con esta situación hemos valorado más la importancia de contratar un seguro de cancelación. Aunque no todos, la mayoría de los proveedores a la hora de formalizar una reserva del día B con los novios, acuerdan un pago de una señal y unas condiciones. Esto es una situación excepcional que ha afectado a todos por igual y debemos ser comprensivos por ambos lados. Ellos estarán encantados de que volváis a escoger una nueva fecha en la que tengan disponibilidad  (manteniendo la señal dada en su momento).

Pensad que aunque vosotros hayáis cambiado la fecha, ellos ya tienen el calendario a estas alturas prácticamente cerrado por lo tanto, paciencia, para ellos vosotros sois muy importantes y estamos seguras de que harán lo que sea por mover cielo y tierra por cuadrar su agenda con vosotros, al fin y al cabo sois sus novios, y no hay nada más especial que eso. No obstante, es muy importante que los contratos que se firman se lean muy bien y que, en caso de perder  la señal no nos vuelva a pasar, de ahí, a reiterarnos y contratar un seguro de cancelación.

Para meternos más a fondo en qué consisten y que incluyen os comunicamos que a grandes rasgos suelen tener pólizas que cubren desde los 10.000 euros hasta los 25.000 euros, de manera que los principales gastos los tendríais cubiertos. Se encuentran dentro de la definición “seguro de cancelación de eventos”. Tened en cuenta que solo se aplican cuando hay motivos de fuerza mayor, como es el caso de la COVID-19 y cubren situaciones de cancelación o reorganización de la boda y los problemas que puedan surgir con los proveedores mientras se consideren situaciones especiales. Estas pólizas os pueden costar entre 70 a 200 euros, costes que resultan asequibles en relación al desembolso de dinero que conlleva este día.

Como alternativas, ¿Os habíais planteado casaros un viernes? ¿Un domingo? ¿Cualquier otro día de la semana? Quizás antes no, pero si el objetivo es reunirse y celebrar el amor que sentís, ¿porqué no ahora? Se pueden ver muchas maneras de solventar estos problemas que pueden surgir y que, aunque os detallaremos en otro post más a fondo, os pueden beneficiar económicamente hablando, puesto que son días en los que la hostelería suele hacer precio especial o el regalo de algún servicio adicional.

Nos os preocupéis, pensad que sois unos afortunados de estar con vuestra pareja y que al fin y al cabo, la boda es formalizar ese amor  que siempre, lo hagáis como lo hagáis, será especial, único y vuestro.

Y por supuesto, las bodas, más tarde o más temprano se seguirán celebrando y se buscarán soluciones para que cada vez vayamos dando pasitos hacia la nueva “normalidad” más parecida a la que teníamos antes de esta pandemia.  Vamos a ser optimistas y apostar por el lema “el amor puede con todo”.


Esperamos que os haya gustado este artículo y que os haya resultado útil. No dudéis en dejarnos comentarios por si queréis que publiquemos algún post con información más detallada sobre el tema o si os ha quedado alguna duda.

Ya sabéis que podéis contar con nosotras para todo lo que necesitéis en hola@estesapotienenovia.com  ¡¡¡¡Ánimo a todos!!!!

Post relacionados

0 Comments

Leave a Comment