Editorial “La corona hechizada”

Empezando por «el gran día» y terminando en «la gran fiesta», todo en las bodas ha sido tradicionalmente asociado a lo colosal. Pero hete aquí que un buen día (o un mal año) llega algo tan minúsculo como un virus y derriba los pilares gigantescos en los que estaban asentadas nuestras vidas y hasta nuestras creencias.

2020 será recordado como el año en el que el mundo se puso patas arriba, lo que en el sector de las bodas viene a significar aplazamientos de hasta el 100% de las fechas para algunos proveedores y pérdidas que ya en mayo se estimaban en 3.500 millones de euros.

Grandes cifras también estas frente a las que sólo cabe una solución: trabajar en lo pequeño. Pequeñas listas de invitados, pequeñas dimensiones de la fiesta y pequeños pero numerosos (y vitales) detalles como garantizar los protocolos de seguridad para que el gran día no deje de serlo.

Y esta reinvención, esta búsqueda de la excelencia en un nuevo concepto de boda donde la grandeza es la magia de la intimidad y la pervivencia de los sueños, es el leitmotiv del editorial La corona hechizada.

Mesa de boda

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

La idea: Este sapo tiene novia

Marta y Rocío, wedding planners de Este sapo tiene novia, han partido de un mensaje claro: «Con responsabilidad y buena organización se pueden celebrar bodas».

Y sin perder la ilusión, que para eso le han dado la vuelta a la pesadilla para transformarla en un cuento en el que una princesa ve a su amor convertido en sapo por culpa de un virus que se ha empeñado en apartarla del mundo… Como la vida misma, vamos. «En estos momentos de crisis sanitaria, laboral y económica no hemos querido dar la espalda a las dificultades que vive la sociedad, pero sí mantener e incluso acrecentar la ilusión con un cuento que abre la puerta a la esperanza de un final feliz», explica Rocío.

Equipo este sapo tiene novia - Marta y Rocío

Foto: Javier Arroyo /Espacio: El Alma del Colmenar/ Organización: Este sapo tiene novia

«La idea es empatizar con los novios que se enfrentan a la incertidumbre de si podrán o no celebrar su boda y también apoyar a aquellas parejas que han tenido que aplazar su celebración por causa de la pandemia –añade Marta–. Con esta editorial queremos transmitir el mensaje de que se pueden celebrar bodas y que el hecho de que sean con menos gente y con otro concepto puede incluso aprovecharse para incrementar la magia».

Para las wedding planners de Este sapo tiene novia, las bodas pequeñas con celebraciones íntimas serán la tendencia que marque el ritmo del sector durante los próximos meses y se quedarán en años venideros para aquellos que buscan un concepto más personalizado, familiar y exclusivo.

El lugar: El Alma del Colmenar

Y por ello el primer paso ha sido encontrar el lugar. Un entorno de cuento exclusivo, fuera del circuito habitual de bodas. A un paso de Madrid capital y con la desconexión y el encanto de la sierra de Guadarrama. Con el sabor de la arquitectura tradicional (y centenaria) de la zona y la vanguardia de una reforma integral y una decoración digna de las revistas del ramo. Y con la capacidad de evocación que deja en el visitante la atmósfera única de un espacio concebido para emocionar.

Editorial La corona hechizada

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar / Organización: Este sapo tiene novia

El Alma del Colmenar es el ‘palacio’ de nuestro cuento. Una Casona Rural de Excelencia con más de cien años en las que cada rincón es un oasis para los sentidos.

«No somos una finca de bodas, sino un espacio único y diferente –afirma Óscar, gerente de El Alma del Colmenar–. Nuestro objetivo es crear una experiencia especial para cada persona que nos visita y, si nos ceñimos a las bodas, tenemos el entorno perfecto para celebrar bodas de hasta setenta personas».

El concepto de Óscar va más allá del venue en el que los novios celebran el cóctel, el banquete, el baile y, en algún caso, la ceremonia: «Nuestra casa permite planificar una boda tranquila, relajada y con atención al detalle durante tres días. Concebimos el primer día para que la pareja y sus invitados se instalen y se preparen, pues tenemos alojamiento para hasta once personas. Después, el día de la boda como tal se disfruta de principio a fin con gran protagonismo de los exteriores, ya que contamos con dos jardines de 2.000 metros cuadrados. Y finalmente el tercer día, después de haber descansado, se cierra una experiencia completa de emociones de manera relajada, con la casa para ti y sin prisas», concluye el gerente de El Alma del Colmenar.

Editorial La corona hechizada

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

Y la casa es para ti aunque no haya anillo en juego. El Alma del Colmenar está disponible como alojamiento con encanto, como espacio para eventos particulares o de empresas y también abre sus puertas (y sus fogones) para una iniciativa tan exclusiva como solidaria: el Club de Cenas a favor de Doc 3Words Foundation.

La princesa: Valentina, La Unike, Oui Novias y Salo Madrid

Pizpireta y con un punto dulce. Tan romántica como segura de sí misma. Decidida. Valiente, también. Así es la princesa de La corona hechizada, a la que ha dado vida Valentina.

Vestido de novia

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

Y así la ha vestido Gisele, de La Unike Novias, «con un vestido de gasa bordado con pedrería y flores hechas a mano en crepé y organza», explica la diseñadora. También son obra suya las coronas y los tocados que luce la princesa en las distintas escenas del cuento: «Las coronas están realizadas en metal con estrellas, inspiradas en la magia de los cuentos de hadas tradicionales –explica Gisele–. Para el look más clásico hemos apostado por dos tocados laterales realizados con flores que van a juego con las hombreras del vestido».

Vestido de novia

Foto: Javier Arroyo /Espacio: El Alma del Colmenar

Tocado de novia

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

La encargada de ‘dibujar’ el rostro de la princesa del cuento ha sido Lidia, de Oui Novias que ha creado para ella un «look de novia romántica en el que la clave es una piel muy limpia, natural y jugosa. Hemos jugado con marcar más el ojo y dejar el labio natural. En cuanto al pelo, hemos apostado por un estilo desenfadado y juvenil, sin grandes elaboraciones».

Peinado de Novia

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

Y para que nuestra princesa pise con garbo, Salo Madrid la calzó con unas sandalias en tono nude, de tacón fino y dos tiras cruzadas en el empeine, perfectas no sólo para sujetar el pie, sino también para estilizarlo.

zapato de novia

Foto: Este sapo tiene novia /Espacio: El Alma del Colmenar

 

El sapo: Rodrigo, Bon Vivant y The Flamingo Shoes

Estaba claro que, de haber un animalito protagonista en un cuento de princesas, tenía que ser un sapo. ¡Y más si Rocío y Marta son las hadas madrinas! En este caso el sapo-príncipe era Rodrigo, todo un gentleman vestido de esmoquin con la clase y exclusividad de Bon Vivant.

Traje de novio

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

Primera impresión: el estilismo le queda como un guante. Y Alfonso, de Bon Vivant, revela el secreto: «En Bon Vivant nos distinguen nuestros patrones. En el mercado tradicional del alquiler de chaqués y esmoquin se suele trabajar con patrones anchos para que puedan encajar en un mayor número de caballeros. Sin embargo, nuestro patrón es más actualizado, más favorecedor y personalizado. Y además contamos con el taller en la propia tienda, de manera que, tras hacer los arreglos a medida que requiera el cliente, si en la recogida hubiera que hacer ajustes de última hora, podrían realizarse en el momento, de forma cómoda y ágil».

Traje de Novio Bonvivant

Foto: Javier Arroyo /Espacio: El Alma del Colmenar

Bon Vivant también ofrece servicio de sastrería a medida y todo ello con una propuesta de valor: la atención al detalle. «Trabajamos con telas premium, con patrones exclusivos, con un taller propio… y sobre todo trabajamos con tiempo, sin prisas. Para nosotros es fundamental atender al cliente de forma cómoda, que se sienta a gusto y que pueda realizar la elección perfecta con total confort y el asesoramiento más personalizado», explica Alfonso.

Y si dicen que los hombres se visten por los pies, un sapo que ha de convertirse en príncipe debe hacerlo con esmero. Para ello nuestro protagonista cuenta con The Flamingo Shoes, una firma que nace «de la necesidad que existía en el mercado de un estilo de zapatos que aúne la calidad con el buen gusto, el clasicismo con la vanguardia», cuentan Rafael e Ignacio, los creadores de la marca.

«Los zapatos Flamingo están confeccionados en España, uno a uno, en una fábrica de Toledo –continúan–. Son zapatos estilizados en la horma y con suela fina, que además aportan una comodidad especial a quien los viste porque están realizados con la piel del cuello del ternero, la más fina y blanda».

ZAPATOS NOVIO

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

La decoración: Dilo con una flor, Memorias del ayer y Bárbara Ruiza

Para una boda ambientada en un cuento, la decoración ha de ser evocadora y romántica. Delicada y con personalidad. Y así es el espacio que han creado las chicas de Este sapo tiene novia junto a Dilo con una flor y Memorias del ayer.

Altar de boda

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

Como explica Estefi, de Memorias del ayer, «el cuento nos lleva a una atmósfera de otro tiempo, como de ensueño. Para ello hemos utilizado materiales de madera, que encajan perfectamente con el verde de las praderas en las que se desarrollan las escenas. Y en la ceremonia hemos querido aportar un toque de calidez con una alfombra de lana, que también da ese punto clásico que tienen los cuentos de hadas».

Novios

Foto: Javier Arroyo/ Espacio: El Alma del Colmenar

Daniela, de Dilo con una flor, remarca el carácter atemporal de la decoración floral: «La idea era hacer un ramo atemporal, que las novias puedan elegir para su boda independientemente de la estación del año. Por eso se combinan los tonos pasteles de la paleta de colores propuesta en el editorial con eucalipto, hortensias, margaritas, rosas… todo creando una combinación homogénea de colores».

ramo de novia

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

En la mesa, una clara protagonista: la flor preservada. «Considero que es la flor ideal para una boda pequeña, familiar y recogida –destaca Daniela–, porque así los novios pueden conservar los centros de mesa para decorar sus casas o también pueden aprovecharlos para hacer un regalo emotivo a sus familiares y que así recuerden de manera elegante y única el día de la boda». En este caso, Daniela combinó las flores con jarrones de Bárbara Ruiza, realizados en barro de manera artesanal.

Novios de boda

Foto: Javier Arroyo/ Espacio: El Alma del Colmenar

El catering: Brunoise Catering

El equipo de Brunoise Catering puso el sabor a la boda de La corona hechizada. Sabor y también armonía visual, porque diseñaron dos mesas irresistibles para la ocasión. ¿El leitmotiv? «Adaptar el montaje al aire libre y al entorno de montaña en el que nos encontramos –comenta Alberto, encargado de Brunoise Catering–. Se buscaba un estilo vintage y tradicional y lo hemos interpretado con platos que nos recuerdan a los que podemos tener muchos de nosotros en casa. De hecho, para bodas reducidas es una idea perfecta utilizar esa vajilla antigua heredada de familia, no sólo porque da un toque de distinción y personalidad a la mesa, sino porque también evita a las parejas tener que alquilar menaje».

Mesa de boda

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

En cuanto al servicio, Brunoise Catering cuidó del equipo de la producción con una operativa 100% free covid: «Hemos servido un coffee con mesas individuales, para tres personas, garantizando la separación entre grupos. El lunch venía empaquetado desde nuestras cocinas, de manera que cada comensal pueda tener su bolsa preparada sin ningún tipo de contaminación –detalla Alberto–. Esta es la manera en la que trabajamos con los eventos de empresa y, por supuesto, también con las bodas que estamos realizando, ya que garantizar la seguridad de los invitados es un objetivo prioritario».

Desayuno Catering

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

Protocolo de seguridad

Precisamente para garantizar la seguridad de todo el equipo, Este sapo tiene novia diseñó un completo protocolo higiénico-sanitario, con toma de temperatura de cada persona a la llegada, entrega de un kit de prevención con mascarilla (realizada por curioso.curiosisimo@outlook.com) y gel hidroalcóholico, cuidado de la distancia de seguridad y organización de manera que nunca hubiera más de seis personas juntas (especialmente en interiores).

Mascarilla novia

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

Mascarillas novio

Foto: Javier Arroyo/ Espacio: El Alma del Colmenar

Kit de prevención

Foto: Javier Arroyo/ Espacio: El Alma del Colmenar

Diseño gráfico: Easy Design

Y, como en toda boda que se precie, en La corona hechizada no faltaron las minutas. Como toda la identidad gráfica del evento, fueron obra de Jose, de Easy Design.

Para Jose, «la identidad visual de una boda es no sólo la carta de presentación, sino la orientación de estilo que va a determinar el trabajo del resto de los proveedores, desde decoración a flores. Es un conjunto que requiere estar bien armado para generar esa sensación de armonía y belleza que buscamos en una boda».

Welcome Editorial

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

El reportaje: Javier Arroyo Atelier Fotográfico

Y si algo requiere una boda de cuento para perdurar más allá del «comieron perdices» es un buen reportaje de fotografía y vídeo. El equipo de Javier Arroyo Atelier Fotográfico se encargó de convertir cada escena en memoria.

Equipo fotografia

Foto: Javier Arroyo /Espacio: El Alma del Colmenar

«Nos encantó la propuesta de Este sapo tiene novia porque todos hemos vivido este 2020 la misma sensación de la princesa: soledad, angustia e incertidumbre respecto a aquello que amamos, que en nuestro caso es hacer reportajes de boda –explica Javier, director del equipo–. Y en este editorial hemos querido plasmar la historia de la princesa y el sapo con el estilo clásico y romántico de los cuentos de hadas, buscando cada gesto, cada mirada y cada emoción… y, por supuesto, intentando transmitir la dedicación y el mimo con el que todos los proveedores han participado en esta producción».

FOTOGRAFO

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

El punto (aún más) dulce: La galleta prometida

Escuchar un cuento una tarde de invierno frente a la chimenea, con un chocolate caliente y una buena merienda… Un plan irresistible, sobre todo si se cuenta con la voz de Jenny como narradora de excepción.

Candy bar

Foto: Javier Arroyo / Espacio: El Alma del Colmenar

galletas

Foto: Javier Arroyo /Espacio: El Alma del Colmenar

Y sí, hasta merienda hubo en La corona hechizada. La galleta prometida se encargó de endulzar el final de un día que no sólo sirvió para celebrar el amor, sino también para demostrar que lo pequeño es, si se hace con mimo, lo más grande.

Gracias a todo el equipo por haber creado M A G I A.

Gracias a todos nuestros lectores, ¡esperamos que os guste!

Texto escrito por Noelia Jiménez (@pepamalagafotografía)

Post relacionados

0 Comments

Leave a Comment