Primeros pasos para encontrar el vestido de novia ideal

 

Sabemos lo que para cualquier novia representa el día de su boda y lo importante que es su vestido, único, protagonista y foco de todas las miradas. Por eso, te queremos dar unas pautas útiles en la búsqueda de tu vestido ideal para que sea así una experiencia inolvidable y productiva, ya que aunque no lo parezca, es algo que puede generar algún quebradero de cabeza a más de una novia.

Lo primero que debemos hacer es fijarnos un presupuesto aproximado de dónde partir, ya que las opciones por dónde empezar a buscar son muchas y variadas. Lo habitual de media es empezar a mirar unos siete meses antes de la boda, no hay una regla exacta, pero si es algo en lo que quieres invertir tiempo, cuanto antes mejor, dado que después el proceso de confección, pruebas y ajustes del mismo requiere unos meses.

 


¿Por dónde empiezo a Mirar?

Una vez hemos fijado nuestro presupuesto hemos de conocer las diferentes opciones y rangos de precios que ofrece el sector, diferenciando principalmente si queremos elegir entre varios modelos que nos gusten o bien algo hecho a medida.

La opción de Pret a Porter es decir, listo para llevar, y la más popular entre las españolas:

Al igual que el ir de compras, consiste en visitar varias tiendas con sus correspondientes líneas y colecciones entre donde escoger. Existen desde sitios de alquiler u outlets, hasta tiendas multimarca,  firmas conocidas como Pronovias, Rosa Clara u otras de máximo prestigio donde ofrecen precios competitivos para cada presupuesto y que una vez seleccionado el vestido definitivo, este es confeccionado en base a tu talla y la forma de tu cuerpo para que lo luzcas como un guante en tu gran día. Podemos encontrar tiendas de vestidos de novia en cualquier ciudad de nuestra geografía y cuentan con grandes profesionales que se encargan de asesorarte durante todo el proceso.

Si por el contrario eres de las que optas por un diseño exclusivo y a medida que parta de cero o tengas una idea muy clara a la que quieras darle forma de la mano de un/a modista en su atelier, tenemos la suerte de encontrarnos en uno de los países del mundo con más tradición de diseño y confección de calidad en moda nupcial made in Spain. Encuentra el diseñador que más se corresponda a tu estilo y a la idea tienes formada en tu cabeza y pide cita para así crear personalmente el que será el vestido exclusivo de tu boda. 

 

Vestido romántico de "La Unike Novias" by Gisele

Vestido de “La Unike Novias” Atelier

Sea cual sea la opción que elijas debes de tener claro por dónde te gustaría empezar, es decir, si tienes claro que te ves con un corte princesa, sirena o si quieres un escote de una u otra manera para que el/la profesional pueda guiarte y de este modo asesorarte mejor.

Si no lo tienes claro ayuda mucho el llevar un estilo en mente o bien fotos-pantallazos de vestidos que te hayan servido de inspiración o consideres que encajen con tu estilo, pero siempre y esto es lo más importante, debes ir con una actitud receptiva y no cerrarte en banda a cualquier idea o propuesta que pueda surgir. No siempre el estilo que creemos o el modelo concreto que hemos seleccionado por la web de nuestra tienda favorita es luego el elegido.  Puede que a la hora de llegar a probártelo, no te encaje o no te diga nada puesto, por ello, escucha, déjate guiar y disfruta de los consejos que los profesionales puedan darte, quizás te sugieran otra forma o tejido que nunca esperabas que fueras a imaginar que te gustase y sin embargo este hecho para ti.

 

¿Quien me va a acompañar?

La búsqueda y elección del vestido de cualquier novia es un acontecimiento importante durante la organización de una boda tanto para la novia como para a sus familiares y amigos mas cercanos. Muchos de ellos desearan formar parte de ese momento y querrán acompañarte, opinar y aconsejarte desde la confianza y el cariño, pero ojo, no te dejes llevar porque aunque no lo parezca es algo que hay que pensar y tener muy claro, nos puede causar tensiones y hasta convertir una bonita experiencia en un mal trago.

Elige a quien vaya a acompañarte siempre antes pensando en tí misma, al margen de compromisos ni lazos familiares, ya sea madre, tía, prima o mejores amigos, si crees que no te van a ser de ayuda no les propongas ir. Tienes que sentirte cómoda y libre durante el proceso de la elección de tu vestido, es tu día y has de elegir lo que te guste y te haga sentir especial de verdad, no cedas ante opiniones por muy cercanas que están sean ya que nadie ese día estará en tus zapatos salvo tú. Has de rodearte solo de personas de mucha confianza que sepas que te vayan a servir de ayuda dándote una opinión sincera y objetiva respetando siempre tus gustos y apoyándote.

Una vez lo tengas claro, a  la hora de pedir cita en las tiendas o atelieres que te interesen, si tu deseo es el de ir acompañada por más de dos o tres personas has de preguntar previamente el máximos número de acompañantes que puede ir contigo, ya que en función de cada sitio, sus dimensiones, y normativas recientes esto puede variar. Si por el contrario decides ir sola, ya sea porque lo prefieres así o por cualquier otra circunstancia muchas novias ya optan por la figura de una wedding planner que las acompañe durante todo el proceso.

 

¿Cómo he de prepararme ese día?

Vístete con ropa cómoda con la que te sientas guapa y segura de ti misma y que además sea fácil a la hora de vestirte y desvestirte por si vas a visitar varios sitios en el mismo día que cambiarte no te suponga tiempo extra ni esfuerzo cada vez que pases al probador.

Lleva ropa interior en tonos nude, a ser posible de algodón y sin costuras, es decir un tejido ligero lo más sencillo posible para así evitar que al probarte cualquier vestido se te pueda trasparentar o marcar en alguna zona complicada afeándolo y haciendo que descartes un modelo candidato por ello.

Maquíllate y péinate de manera sencilla, un poco de mascara de pestañas y rubor es suficiente. De hecho si ese día prescindes o reduces la base de maquillaje y la sustituyes por polvos compactos o de sol mucho mejor, ten en cuenta que los vestidos de novia suelen probarse por la parte superior de cuerpo y que son muy fáciles de manchar y de que tú misma acabes desmaquillada y despeinada. Lo ideal es llevar en el bolso un neceser con todo lo necesario para que al terminar te des un retoque. Ya habrá tiempo en la última prueba previa a la boda de hacer un ensayo general  con el peinado y el maquillaje elegido para el gran día, todo a su tiempo!

Si tienes pensado algún complemento o accesorio especial o de valor sentimental que tengas claro llevar el día de la boda, como alguna joya familiar, unos zapatos o algo que quieras que forme parte del conjunto llévalo durante las pruebas y así podrás darle lugar para que vaya en armonía con lo que finalmente decidas

Vestido de "Novias Navascues"

Vestido de “Novias Navascues”

Sea como sea tu proceso de búsqueda del vestido de novia ideal llegará el momento en el que digas ¡este es mi vestido! ¿Cómo lo sabrás? Porque así lo sentirás.

Pero como para todo en la vida, no te precipites. Prueba, compara y reflexiona, y si al final del día hay un modelo que te hayas probado y que no se te va de la cabeza, con el que te has sentido cómoda, radiante y especial al vestirlo sin duda ese es el elegido!

 


Si tienes dudas y necesitas consejo sobre diseñadores, tiendas, tiendas de alquiler, outlets por tu zona o bien quieres que te ayudemos en la búsqueda de tu vestido escríbenos a hola@estesapotienenovia.com y te responderemos enseguida!

Post relacionados

0 Comments

Leave a Comment